Disconnect Me de Marie Serneholt cumple 10 años

2/07/2019



Disconnect Me de Marie Serneholt cumple 10 años y siento como si fuera ayer que estaba obsesionado con esta canción.

Mi atención al Melodifestivalen (competencia musical que define la canción que representa a Suecia en Eurovisión) era mínima, siempre me pareció interesante, pero no le seguía el ritmo cada año. Eso cambió cuando a finales del 2008 anunciaron que Marie Serneholt ex-integrante de A*Teens haría su debut en la competencia. Era su gran regreso después de su debut solista en el 2006 con el álbum Enjoy The Ride que sigue siendo hasta ahora una joya pop al que no se le explotó todo el potencial.

El 7 de febrero del 2009 fue el gran día. Solo un fragmento de la canción se podía escuchar antes del evento. Disconnect Me sonaba como un tema pop que se mezclaba con una atmósfera al estilo James Bond, completamente diferente al sonido de Enjoy The Ride.

Hice todo lo que estaba a mi alcance para verlo en vivo y aunque la calidad y la conexión no fue la mejor, logré ver su presentación. En su momento pensé que fue increíble, y aún lo pienso, solo que 10 años después uno es más consciente de los errores.

Vocalmente Marie Serneholt no es tan fuerte, pero tiene esa voz perfecta la música pop, es dulce, pero sexy al mismo tiempo. Hay algo para destacar y es que la cámara la ama. En cada toma se ve perfecta, se ve como toda una estrella pop. La presentación aunque sencilla (al parecer ocurrieron varios problemas técnicos durante los ensayos) se concentró en lo principal, convertirla en el centro de atención. Su traje logró atraer todas las miradas y aunque su voz sonaba débil en algunos momentos, al final logró cerrar en una pose que mostraba no solo la emoción de lograrlo, sino también su potencial como pop star (cierre similar que repetiría con Salt & Pepper años después).



Disconnect Me no logró pasar en la primera semi-final logrando solo el sexto lugar. Como sencillo tampoco logró el éxito esperado. Personalmente siento que es una gran canción pop, de esas que no tienen mucho sentido y simplemente suenan genial para cantar en casa sin darle mucha profundidad o sentido a su letra. Es pop divertido al final. Prueba de eso es su video oficial. Es la primera vez que se notaba a una Marie Serneholt audaz y que experimentaba visualmente a través de diferentes outfits que plasmaban el concepto de la canción. Por fin se alejaba de esa imagen de Barbie que intentó vender en sus videos musicales anteriores y literal se desconectaba de su etapa dulce de A*Teens. Promesas de nueva música llegaron después de este sencillo, pero nada se concretó. Cientos de proyectos que incluían musicales, modelaje y shows en televisión tomaron forma, pero al final solo Salt & Pepper y una canción navideña vieron la luz.



Disconnect Me es la canción más memorable para mí del 2009. A nivel personal estaba terminando todos los procesos de grado de la universidad, fue un año de cambios emocionales, decisiones difíciles y la música era la compañía que necesitaba para afrontar los diferentes retos que la vida comenzaba a presentar en el camino. Emocionalmente mi mente conecta esa canción a ese año, no me trae malos recuerdos, de hecho pasan por mi cabeza aprendizajes y momentos divertidos, que aunque tenía 22 años en ese momento todavía me sentía de 16, de sentir emoción por un artista, de querer escuchar una canción una y otra vez, de querer compartir con alguien especial esa melodía, de cantar feliz en mi cuarto. 10 años después escuchar Disconnect Me me genera la mismas ganas de pararme y cantar el coro a gritos.

Hoy Marie Serneholt es madre de gemelos y de seguro entre sus planes no está la música, pero vale la pena recordar su etapa de pop star porque de una u otra manera Disconnect Me es una joya pop.

You Might Also Like

0 comentarios