Recorriendo La Calle de las Sirenas con Kabah

6/17/2019



Pienso en los 90 y me transporto de inmediato a melodías cálidas, divertidas, algo infantiles (yo en 1999 tenía solo 12 años), recuerdo los looks de colores, a las Spice Girls, el comienzo de los Backstreet Boys, algunas cosas de Madonna y en especial ese amor que comenzaba a crecer en mi por la música pop. Cuando pienso en los 90 también pienso en un grupo que, aunque no se le da el valor correspondiente, aportó a la música pop de Latinoamérica, hoy decidí recorrer La Calle de las Sirenas junto a Kabah.

El grupo mexicano Kabah se formó en 1992 y en 1994 lanzaron su primer álbum homónimo con el que ganaron popularidad gracias al tema Encontré el Amor. Pero no me quiero detener tanto en su historia de formación y éxitos, de hecho quiero escribir esto desde mi perspectiva como fan y lo que hoy siento cuando escucho su música.

Lo primero que llamó mi atención de Kabah fue su concepto colorido. En Colombia su primer álbum no fue popular, de hecho se dieron a conocer gracias al impacto internacional de la canción La Calle de las Sirenas de su segundo disco. A partir de ahí se quedaron en mi mente. Siento que por mucho tiempo (y en general que pasó en muchas personas) toman este tipo de pop como un Guilty Pleasure, pero yo siempre me tomé su música muy en serio, en especial porque crecí con ellos y el pop mexicano de Fey, La Onda Vaselina (OV7) o Lynda.

A Kabah hay que reconocerle algo y es su creatividad. Cuando hoy escucho su discografía siento que estaban algo adelantados a su tiempo. Tomaron influencias extranjeras y mezclaron elementos de la música disco, el synthpop y eurodance para crear su propio sonido. Kabah aprovechó una época donde el pop expresaba un sentimiento que podía combinar la ternura, el amor, el positivismo y la fantasía, todos esos elementos dieron vida al álbum La Calle de las Sirenas.

Para mí los 90s todo era cuestión de la exageración y Kabah sabía como utilizarla a su favor. Cuando se escucha el álbum La Calle de las Sirenas completo realmente es un viaje fantástico donde uno se encuentra con unicornios, gigantes, hadas, brujas y en mi mente se dibujan imágenes psicodélicas, llenas de colores, como un caleidoscopio. Es un mundo donde nada tiene sentido, pero al final del recorrido uno siente una buena vibra y que uno puede vivir, respirar, bailar, gritar, alucinar y hacer que la energía propia se haga notar (referencia de Vive, la canción más poderosa de ese álbum). Cuando hablo de la exageración, es que Kabah siempre se ha hecho notar, desde sus coreografías, looks, videos musicales, hasta la manera como su música logra reventar, por ejemplo en el comienzo de Vive no se puede escapar de las notas de Maria José, La Calle de las Sirenas tiene ese sonido distintivo desde el primer segundo y que donde nos encontremos nos preparamos para la coreografía y en el caso de Estaré uno siente como los niveles de azúcar comienzan a subir en el cuerpo. Cada canción de ese álbum es como una droga que invita a explorar diferentes sensaciones.




Kabah siempre buscó un sonido sofisticado, sabían hacer música pop y hay que destacar que ninguno de sus álbumes sonó igual al anterior. Kabah marcó el comienzo, La Calle de las Sirenas es un mundo de fantasía, Esperanto es la exploración de la vida y las diferentes emociones del ser humano, XNE representa la rebeldía, La Vida Que Va es la adultez, La Vuelta al Mundo es la nostalgia y el recordar la juventud y finalmente El Pop es el regreso a las raíces. Al escuchar cada álbum uno se da cuenta que la banda, los compositores y productores crearon un sello distintivo, coros de los que no podíamos escapar, de esos que fueron creados para cantar a todo pulmón con miles de fans en un concierto.

Por lo general este tipo de pop es muy criticado, pero tal vez lo que pasa es que con estas agrupaciones solo nos quedamos en la punta del iceberg y el público en general no ha escuchado más allá de los sencillos que nos persiguieron en la adolescencia, por ejemplo, Esperanto personalmente es mi álbum favorito (incluye Mai Mai mi canción pop favorita en español), hay canciones como Una Ilusión que es un himno de libertad  aceptación, Me Has Roto el Corazón que explora un sonido más Rock’n’Roll, Muriéndome de Amor explora los sentimientos oscuros de un rompimiento e incluso exploran la espiritualidad en Campo Santo. Por otro lado álbumes como La Vida Que Va y La Vuelta al Mundo son etapas mas adultas, que exploran la sexualidad, las pasiones, el corazón roto desde una perspectiva del adulto contemporáneo, pero también esos deseos infantiles que traen la nostalgia. Sí, es un pop trivial cargado de todos los elementos típicos como coreografías y letras que buscan ser himnos temporales para una situación en concreto, pero dentro de eso tan tradicional y cliché, cumplen un objetivo: que la gente sea feliz por 3 minutos, al final para mi ese siempre ha sido el objetivo del pop.

Hoy Kabah sigue realizando giras con otros grupos pop mexicanos porque como sabemos la nostalgia se ha convertido en la mejor estrategia de marketing, pero cuando ves que miles de seguidores se reúnen para cantar en sus conciertos estas canciones te das cuenta del poder de su música, que más allá de la simple nostalgia, ellos como grupo lograron explorar más allá del simple sonido pop para crear canciones que lograron identificar a toda una generación que buscó durante su adolescencia un espacio para vivir un mundo de fantasía y que hoy en su edad adulta es su ticket de regreso para salir por unos minutos de las obligaciones que los rodean.


You Might Also Like

0 comentarios