El legado musical de Girls Aloud

7/22/2019

girls aloud ten biology cheryl Cole


Si comenzaron a leer esta entrada tal vez algunos pensarán que el titular es algo exagerado, o tal vez sintieron curiosidad por escuchar Girls Aloud o en caso de no conocerlas descubrir su música por primera vez. Para que se hagan una imagen mental, estoy en el sofá de mi apartamento con TEN, el álbum de grandes éxitos de Girls Aloud a todo volumen, mientras me inspiro para escribir las palabras a continuación.

Para entrar en contexto, Girls Aloud se formó en el 2002 en Popstars The Rivals, un derivado del reality show donde se crearon dos grupos, uno femenino y otro masculino, que al final competirían por tener el preciado #1 de Navidad en los charts de Reino Unido. Resumiendo esta historia,  Girls Aloud logra convertir su primer sencillo Sound of the Underground en un hit que alcanzó la cima y marcó el comienzo de uno de los grupos femeninos más importantes de Reino Unido, aunque mundialmente su popularidad fuera un poco más fría.

Esta entrada no es para hablar de la historia y los logros de Girls Aloud a nivel comercial, decidí escribir esto porque al estar escuchando estas canciones siento que su discografía merece mas reconocimiento, tal vez no sean obras maestras o canciones que merecen ser clásicos pop, pero sí son temas con un atractivo particular. Las Girls Aloud construyeron un sonido único, se apegaron a una buena fórmula y lograron crear un propio sello que las destacara y diferenciara de otras agrupaciones.

Las comparaciones son odiosas, pero en el mundo pop no se puede escapar de esto, así que mencionaré a las Spice Girls. Ellas construyeron su imperio a partir de melodías pegadizas, personalidades únicas, un mensaje de poder femenino y fuertes estrategias de mercadeo, no necesariamente se destacaron por ser las mejores vocalistas, todo se trataba de un mensaje de fuerza, libertad y expresión. Las Girls Aloud no tenían personalidades únicas que las diferenciaran, no tenían un mensaje de Girl Power y su imagen, teniendo en cuenta que salían de un reality show, parecían el típico producto pop que salió al mercado, pero habían elementos que se aprovecharon, por ejemplo, al salir de un concurso de canto todas tenían un alto potencial a explotar, el público eligió a las 5 integrantes que formarían la banda, cada una con un color en su voz diferente y a eso se unió el elemento clave que las haría destacarse: productores que crearan piezas únicas y melodías pegadizas que sonaran una y otra vez conquistando a público que las formó.


Las Girls Aloud no solo brillan por un tema de belleza, imagen o por saber cantar, el ingrediente principal y tal vez el secreto de su éxito fue dar con un grupo de colaboradores que crearon el sello en su sonido y aquí entramos directamente a hablar de Brian Higgins y su grupo de composición y producción Xenomania. El sonido de las Aloud es particular gracias a ellos. Lo que pudo comenzar como el típico grupo pop con melodías dulces sobre el amor (teniendo en cuenta que la mayoría de artistas pop de reality comienzan de manera similar), ellos lo comenzaron con rebeldía y experimentación. Ganar la batalla en el reality con Sound of the Underground no solo fue algo simple para ganar el reality y popularidad, esa canción cambió el rumbo del sonido pop de la época en Reino Unido, era pasar de los sonidos acaramelados de S Club 7 a un sonido más arriesgado que rompiera las estructuras tradicionales sin dejar de ser pop comercial. Las Girls Aloud no nacieron para cambiar al mundo o unir a las personas de diferentes culturas bajo un movimiento social o un concepto demasiado profundo, ellas como cualquier grupo pop, se movían bajo la idea de diversión y musicalmente fueron paso a paso, sencillo a sencillo, rompiendo estereotipos de cómo debería sonar la música pop. Aunque en el primer álbum contaron con varios productores, a partir del segundo álbum Xenomania tenía todos los créditos en su discografía y fueron responsables de crear ese sonido particular. Se sentía algo de rebeldía, rudeza y fuerza en sus letras, pero también podían ser cursis, dulces y sensuales. Lograban abarcar diferentes historias, experimentar con sonidos y estilos, pero de una manera coherente.

Algo particular de escuchar Girls Aloud y que Xenomania logró muy bien con sus producciones, fue la manera como se rompían un poco las reglas y las estructuras pop tradicionales que veníamos escuchando de los sonidos pop de Britney, Nsync o Christina Aguilera. Mientras Max Martin creaba un sonido pop que en muchas ocasiones sonó repetitivo y las formulas se usaban y copiaban para la mayoría de los grupos, Xenomania no se fijaba en el pop que se destacaba en Estados Unidos y se concentraron en crear un mix único. La base principal fue romper la estructura verso-coro-verso, llegar al bridge ("middle eight"), para finalizar de nuevo en el coro.  En sus producciones era común encontrar versos y coros que reventaban, para luego dar comienzo a un verso que rompía la estructura del primero, incluso en sus canciones más tradicionales como Call the Shots la diferencia como se cantan los versos hacen que uno preste más atención a la canción.

Para ser un grupo “pequeño”, Xenomania tenía grandes ideas para plasmar con ellas. Biology es tal vez una de las canciones pop más importantes para ellas y que a pesar de su baja popularidad a nivel mundial, es un tema que en parte redefinió el sonido pop de los últimos años. Es exagerar un poco, pero tomemos como referencia Bohemian Rhapsody  y como este tema revolucionó el rock. Biology no tiene el mismo poder en la cultura pop, pero si es claro ejemplo de cómo romper las reglas y las estructuras pueden lograr que lo que parecía ser la típica dulce canción pop, tomara un rumbo diferente. Biology inicia con un estilo cabaret, luego entra a un verso pop que se alarga y es hasta llegar casi a la mitad de la canción que logramos escuchar el explosivo coro, es como escuchar 3 canciones en una. Este tipo de estructura no era tan común en el pop cuando el sencillo se lanzó en el 2005 y por esa razón la canción logró entrar en varios listados de lo mejor del año. Este tipo sonidos y mezclas no se repitieron de manera tan popular hasta I Got A Boy de Girls’ Generation en el 2013 y ahora es un poco más común en especial en géneros como el K-pop. Otro ejemplo de la evolución de Girls Aloud es el tema Sexy! No No No… que tiene uno de los intros más particulares de la música pop y luego se convierte en un tema con un estilo más punk y que de nuevo mezcla 3 diferentes estructuras para crear una canción sobresaliente evitando el típico verso-coro.


Xenomania y Girls Aloud vieron oportunidades donde muchos veían miedo al fracaso comercial. Por ejemplo una canción del álbum What Will The Neighbours Say? titulada Graffiti my Soul, originalmente fue escrita durante la sesiones del clásico álbum In The Zone de Britney Spears, pero al final la canción fue rechazada por su equipo porque sentían que el tema necesitaba de un coro que se destacara. Al final la canción pasó a las manos de Girls Aloud y se convirtió en una fan-favorite ya que seguía ese sonido pop-rock oscuro que las hizo populares con Sound of the Underground.

Si se sientan a escuchar la versión deluxe de TEN, no solo van a escuchar los grandes éxitos de un grupo femenino con sonidos interesantes, también van a escuchar la evolución del sonido pop del 2000. Se van a encontrar con temas pop tradicionales que se mezclan con diferentes sonidos que van desde el rock, el synthpop, el jazz, la música disco, la electrónica, estilos particulares de diferentes épocas, pero todo sonando de una manera armónica y original.


You Might Also Like

0 comentarios