10 años de BePop Blog

2/24/2020



10 años.

Que fuerte se siente escribir esta entrada. Escribo estas palabras en la agenda que me ha acompañado en los últimos meses para plasmar mis ideas, especialmente porque siento que las palabras me fluyen mejor cuando escribo en papel antes de pasarlo al blog.

Recuerdo que hace 10 años estaba en Armenia (Quindío), en mi casa, habían pasado algunas semanas de haberme graduado de publicidad y mercadeo, la verdad no tenía ni idea de que iba a pasar con mi vida, apenas estaba planeando la idea de mudarme a Bogotá y realizar la especialización, pero no estaba haciendo mucho en esa época. Fue en una conversación en un café con un viejo amigo que se me ocurre la idea de crear un blog, de hablar de cosas que me gustaban y de ahí nació la idea de BePop.

Como buen primerizo, mi blog comenzó con todos los errores de la vida porque quise escribir de cultura pop tratando de abarcar cientos de temas al mismo tiempo, entonces escribía de música, también de moda, de cine, de televisión y también de publicidad como uno de los temas principales y después me di cuenta que era demasiado para una sola persona estar escribiendo de tantas temáticas al mismo tiempo. De hecho esas primeras entradas que escribí a finales de ese febrero ya no existen en el blog, tal vez la que más recuerdo era una donde yo expresaba los conflictos que tenía con la película de Blancanieves y los siete enanitos. Decidí borrar todas esas entradas porque sentía que no representaban lo que yo quería hacer con este blog y fue hasta marzo del 2020 donde publiqué la primera entrada musical que fue dedicada al álbum debut de Simon Curtis y desde ahí me di cuenta que lo que yo quería hacer era escribir sobre música.

El camino no era fácil, en especial porque no soy un experto en música, no soy músico, no tenía idea de muchas cosas sobre el universo musical, simplemente era un fanático y un oyente desde muy pequeño de este estilo de música y todo lo que escribía lo hacía desde una perspectiva de fan y de esa pasión que me despertaba. Y sí, realmente el camino no fue fácil, especialmente porque crear un blog de música en una comunidad donde hablar de ciertos artistas siempre genera algún tipo de controversia, sin importar si se escribe algo positivo o negativo de cierta canción, fue una etapa de adaptarme a ese tipo de confrontaciones, de recibir mensajes negativos, de haters y cosas que me afectaron un poco, pero después comprendí que el debate es bueno y que no siempre vas a escribir cosas que le agraden a los demás y comprendí finalmente que lo importante es lo que te hace sentir la música y al final escribir de lo que te hace sentir bien.

BePop no es sólo un blog, para mí se convirtió en un proyecto más grande, de hecho este blog me abrió las puertas a muchas de las cosas que he logrado en mi vida hoy, y no estoy exagerando, gracias a BePop tuve la oportunidad de tener mi primer trabajo como community manager,  en realidad también me ayudó a entrar a mi segundo trabajo que de nuevo fue como community manager y es que el blog me dio la oportunidad de meterme en todo este mundo digital y fue mi carta de presentación a las agencias de publicidad que me dieron la oportunidad de trabajar sin tener una experiencia previa, pero lo especial también del blog es que a nivel laboral las empresas en las que trabajaba me dieron la confianza de manejar los clientes que estaban relacionados con música y eso me ha permitido trabajar con varias marcas musicales, con artistas y a participar en campañas increíbles. Pero no sólo es a nivel laboral que me ayudó el blog, también me dio la oportunidad de conectarme con personas, hacer nuevos amigos, de poder escribir historias que para mí son muy personales y darme cuenta que afuera hay personas que han pasado por situaciones similares y han encontrado en la música pop un confidente, que han encontrado en sus artistas favoritos (que pueden ser iguales a los míos) esa voz de aliento y creo que para mí eso sido una de las cosas más bonitas, en especial cuando recibió comentarios de personas diciéndome que han vivido experiencias similares con la música.

No todo es color de rosa y tal vez aquí es donde está entrada se ponga un poco más oscura, pero hace parte del proceso, pero confieso que en muchas ocasiones he querido cerrar el blog, abandonarlo. Soy un ser humano con emociones, con problemas de ansiedad y este proyecto siempre para mí fue una escape, un hobbie y hace algunos años se empezó a convertir en una obligación, dónde sentía que tenía que escribir simplemente por mantener el blog activo, fue ahí cuando la pasión se empezó a desvanecer un poco. Pasaba mucho tiempo sin publicar, o simplemente cuando publicaba lo hacía de manera muy esporádica. Siento que esas pausas de tiempo entre las publicaciones me daban el espacio para pensar lo que realmente quería hacer con el blog y en los últimos años lo convertí en un diario. Tal vez en algunos meses escribo tres o cuatro veces y otros meses en los que escribo sólo una vez o puede pasar un mes completo sin publicar. Comprendí que quiero escribir cuando realmente me nazca, por eso cuando entran al blog y ven una canción recomendada, una reseña o algo que escribí sobre cualquier otro tema, es porque me nació tomar el tiempo para hacerlo. Tomé la decisión que cuando escribo en mi blog lo hago porque me apasiona, porque estoy escribiendo de algo que despertó una chispa en mí o simplemente porque quise recordar y volver a esos lugares en los que me sentía feliz, como cuando empiezo a publicar seguido de canciones noventeras o que me recuerdan mi adolescencia, porque simplemente quiero escribir de cosas que me hagan sentir bien.

Hoy igual que hace 10 años estoy con la expectativa de que va a pasar en el futuro del blog. Que rico en unos años estar celebrando  12, 15 o 20 años de BePop. En este momento las puertas están abiertas, siguen llegando ideas, pero créanme que todas las entradas que ustedes vean en este blog las escribo con el cariño y con la pasión del Charlie adolescente que está escuchando un CD por primera vez, que todo lo que van a leer acá es porque genera una emoción que quiero compartir con ustedes y que de ahora en adelante voy a ser un poco más espontáneo, porque la música la estoy viviendo desde muchos aspectos diferentes, así que no se extrañen si en algún momento les escribo alguna receta inspirada en algún álbum o les siga compartiendo los libros y las bandas sonoras que me acompañan cuando los leo, tal vez escriba de alguna cosa completamente extraña que pasó por mi cabeza, porque mientras celebro estos 10 años, también quiero quitarme ciertas ataduras que nos deja el mundo digital y simplemente quiero dejarme llevar cuando lleguen ideas a mi cabeza para plasmarlas aquí sin ningún miedo.

Para finalizar un agradecimiento a los amigos que por tanto tiempo me han aguantado, que me han apoyado y que me han inspirado a seguir escribiendo, a seguir generando contenido y que me han ayudado con su arte a construir esto. También agradecer a los artistas que han participado en las entrevistas o que han compartido mi contenido en sus redes sociales. Finalmente gracias a ustedes los lectores, a esos que llegan hasta el final de los artículos porque sintieron algún tipo de conexión con mis palabras, ustedes son los que hacen que este blog mantenga su buena energía y espero que siga siendo así por mucho tiempo.

Antes de ponerme más sentimental, voy a cerrar esta entrada agradeciendo por estos 10 años y les dejo una playlists con las canciones que han pasado por esta etapa en el blog.

¡Qué no pare el pop!



You Might Also Like

0 comentarios