Carta para un corazón roto

2/21/2021


No sabía si publicar esto. La razón para publicarlo es porque tal vez alguien que esté pasando por un momento de depresión cómo yo lo hago en este momento, pueda encontrar en unos párrafos algo de compañía. Así de sencillo. Así que esta es la carta que le escribí hace unos días a mi corazón roto:


Escribo estas palabras porque es difícil verte así, con lágrimas en los ojos y que justamente esos ojos rojos e hinchados se están convirtiendo en algo de tu día a día (y no hay filtro que ayude a disimular la tristeza). Escribo esta carta porque tal vez sea una manera que las palabras logren sacar todas esas emociones que viven en tu interior. Que esta carta sea, cómo suelen decir las estrellas pop “tu álbum más personal hasta ahora” (aunque en realidad nunca lo terminan siendo).

Estás viviendo tu momento “My December” de Kelly Clarkson. ¿Creíste que ya lo habías vivido? Pues no querido, aquí estás en tu fase incomprendida, oscura, de soledad y de sentirse completamente perdido en el mundo.

Tener una página en blanco de frente es complicado y tratar de llenarla con palabras que te hagan sentir mejor se hace aún más difícil porque un “todo va a estar bien”, “ya te sentirás mejor” o un “no estés aburrido” es lo que has recibido por meses de otras personas, y no, no te has sentido mejor, de hecho te han hecho sentir peor porque te das cuenta que nadie comprende lo que te pasa y que hacen que te cierres más al mundo, porque al final el silencio y fingir siempre es la salida más fácil. A nadie le gusta tener un amigo deprimido en el grupo, por eso la mejor fórmula es mejor sacar una sonrisa y llegar a casa a quererte morir, solito, sin que nadie te vea para no incomodar al resto.

Si pudiera explicarle al mundo lo que te pasa, sería algo cómo: ¿tienen una canción que los hace llorar cuando la escuchan? En este caso sería como Because of You de Kelly Clarkson y Exile de Taylor Swift con Bon Iver, pero cuando se acaban esas canciones y suena la siguiente todo está bien, porque simplemente fue un momento emocional, lo tomas, lo vives, lo analizas y estás listo para el siguiente tema (puede que suene después algo de Dua Lipa y quieras bailar). Tus últimas semanas han sido un loop de Because of You y Exile, que se repiten una y otra vez, no hay otras canciones, no hay botón de stop, no se puede adelantar para llegar a una nueva canción más rápido. Así puedo explicar la tristeza de ese corazón roto.

Para mí es difícil comprender lo que te pasa. No entender qué pasa por tu mente, no saber qué siente tu corazón y duele ver cómo fallas cada vez que tratas de explicarle a las personas lo que sientes y que nadie te comprenda. Ojalá todo fuera tan sencillo como “consigue un novio”, “acuéstate con cientos de hombres”, “sal mas seguido de casa”, “compra un helado”, si fuera así ya tendríamos un mundo sin depresión. A veces lo que se necesita es un amigo que esté a tu lado escuchando tus historias, que escuche porqué te sientes tan triste y te aguante el llanto sin preguntar nada, sin intentar animarte, sin dar consejos o tratar de solucionarte la vida. Nada, solo alguien que escuche (y que tal vez traiga pollo frito para ver un episodio de Ugly Betty o repetir Buscando a Nemo porque es la película que siempre ves para calmarte en esos momentos).

Pero eso no pasa. Verte es como si la historia de I’m In Here de Sia se hiciera realidad. Te haces más pequeño, te sientes invisible, es como si gritaras y nadie te escucha, nadie te ve. Te desmoronas y te quedas ahí, mirando el techo por horas. Te culpas por todas las veces que dijiste que eras infeliz, porque no lo eras y ahora te sientes como una basura (me encantaría poder quitarte esa idea de la cabeza). Porque abandonas las cosas que te gustan. Te propusiste hacer videos para el blog y te he visto eliminar todo el trabajo que hiciste porque no te reconoces en esos videos, por odias ver la tristeza que se refleja en una mirada que se siente perdida, como si vieras el vacío que sientes dentro reflejado en ese rostro.

Pero eres humano, todos cometemos errores, es decir, el equipo de Britney lanzó Britney Jean, Shakira nunca lanzó Men In This Town como sencillo y Kylie Minogue sigue incluyendo Kids en sus giras. Siempre existirán los errores. Haz cometido varios en las últimas semanas, te castigas, te encierras, te lamentas y llega un nuevo día. Y te sigues dando duro, te tratas terrible, te estás convirtiendo en tu principal enemigo (y no es una referencia de 911 de Lady Gaga, aunque es una gran canción pop). Cómo desearía poder entrar en tu mente y hacer un collage de imágenes de todo lo que has logrado en tu vida, poder sacar esa tristeza, a ese impostor que vive en ti y hacerte ver todo lo que vales, pero no, el niño siempre se queda estancado en lo malo, te das palo, te tratas mal, pero tampoco te puedo culpar, es decir, si para ti es complicado explicar las razones por las cuales te sientes mal con todo lo que haces o que pasa en tu vida, más difícil será explicarlo en esta carta, porque no existe canción pop en el mundo que explique esa sensación.

¿Te acuerdas cuando escuchaste Teen Spirit de A*Teens por primera vez? Bueno, ese álbum cumple 20 años (sí, estás viejo), tenías 14 años y ese álbum fue la cura de tus tristezas en esa época. Cuando salió ese álbum ese amor seguía creciendo por la música pop, bailabas a escondidas en tu cuarto y te tirabas al suelo cada vez que pasaba alguien cerca para que no te vieran. Deseo eso para ti a tus 34 años. Esa inocencia, esa felicidad, esa sensación que todo está lleno de color. Cómo dice una de las canciones del álbum “te vas a enamorar de la música”, y de hecho sigues enamorado de la música, no pierdas ese amor tan puro que te da felicidad, ese que hace que otras personas te admiren (por escribir de música, no por cantar porque lo haces terrible).

Quiero que cada vez que te sientas triste leas esta carta. No sé si sea de gran ayuda, pero que sea un recordatorio de lo fuerte que eres, que a pesar de las lágrimas, de querer estar acostado en una cama o encerrado en la ducha llorando, logras convertir una página en blanco en un escrito lleno de referencias de canciones pop, divas y canciones que te hacen sentir todo tipo de emociones. Llora porque hay que llorar todo el dolor que vives por dentro, nadie dijo que era fácil, y los procesos de duelo son largos, de extrañar a las personas que amas, de saber que perdiste el sueño que más habías deseado en tu vida justo cuando se había hecho realidad, pero la vida sigue, y se pueden construir nuevos sueños. Será más complicado. Lo será de verdad. Pero si algo has aprendido de Kelly Clarkson, Britney, Kylie o Madonna, es que lo que no te mata te hará más fuerte que ayer, y que aunque duela, puedes llorar mientras bailas en la pista (o en ese espacio pequeño entre el escritorio y la cama).


You Might Also Like

1 comentarios

  1. Ha sido, quizá, una carta más que necesaria. No necesita siquiera respuesta.

    ResponderEliminar