Step back: Thalía - El Sexto Sentido

8/21/2019


Thalía. Diva pop latina, reina de las telenovelas para muchos, “guilty pleasure” para otros, meme en redes sociales, pero sinceramente hay que reconocer que así no te guste su música, al menos una de sus canciones te sabes, ya sea Amor a la Mexicana, No Me Enseñaste o un intento fallido de intentar recrear los versos de Arrasando.

A mi me gustaba Thalía en mi adolescencia. De hecho tuve su álbum de Amor a la Mexicana (CD que se quedó en mi vieja casa y ahora pertenece a mi tía) y recuerdo que de ese trabajo escuché y repetí (aún lo hago) el tema Noches Sin Luna. Fue el único álbum que compré de ella y que escuché completo (hasta hoy que estoy escribiendo esto).

Su carrera solo la seguí a partir de los sencillos: Entre el Mar y una Estrella, Arrasando, A Quién le Importa, e incluso su etapa crossover y ahí confieso que me encanta Baby I’m In Love y considero que es una buena canción pop. De ahí en adelante no sé mucho de la carrera de Thalía, tal vez uno que otro sencillo conocido, pero nada que me invitara a escuchar de nuevo su música, en especial esta última etapa de reggaetón que no me ha despertado interés.

¿Por qué hoy estoy escribiendo esto de Thalía? La historia es sencilla, fue culpa de uno de mis Daily Mix de Spotify, en el cual suena pop en español y comenzó a sonar una canción llamada Un Sueño Para Dos y sentí como mi cabeza y mis hombros siguieron su ritmo, la verdad, me sorprendí cuando me di cuenta que era de Thalía porque en ese momento no reconocí su voz. Era una canción que muy bien podía ser Paty Cantú, Belanova, Maria José u otra artista pop mexicana. Después pensé “tal vez es una canción nueva”, ahí fue la otra sorpresa, era una canción del 2005 de su álbum El Sexto Sentido (la única canción que recordaba de esa época fue Amar Sin Ser Amada y tal vez Seducción por las veces que sonó en algún bar).

Mi tarea fue sencilla, me gustó Un Sueño Para Dos, la repetí, entonces decidí escuchar El Sexto Sentido, sin prejuicios, con mente abierta y ver que otras sorpresas me podía llevar.



La verdad, sin poder comparar con sus últimos trabajos, El Sexto Sentido me sonó como un álbum sólido, sin ser excelente o trascendental, tampoco es una obra maestra, pero dentro de lo que era (y es) el pop en español, es fuerte, maduro y un buen intento de combinar los sonidos del pop anglo a los ritmos latinos.

Se nota que este álbum llegó después de su álbum en inglés porque hay una fuerte influencia de sonidos de pop europeo, dance, pero no pierde esa esencia del pop latino con baladas tristes, guitarras y tristezas a flor a piel. También no se quedan atrás los sonidos de fiesta e influencias de géneros como el tango o la música árabe, incluso bachata (esa canción de No, No, No me la salté), además de un tributo a Selena con una versión de Amor Prohibido (el punto débil de todo el álbum). El álbum cierra con 3 versiones en inglés de los temas Amar Sin ser Amada (You Know He Never Loved You), Seducción (Seduction) y Un Sueño Para Dos (A Dream For Two), que prueba el punto que el álbum siguió esa influencia pop de su álbum del 2003 porque suenan a un pop decente y de hecho los coros son tan explosivos que funcionaban perfecto para buscar una nueva oportunidad más en el mercado anglo. Me imagino incluso un video futurista para A Dream For Two (ahora debo decir que disfruto más esa versión en inglés).

¿Escucharía de nuevo El Sexto Sentido completo? La verdad no.

¿Agregaría algunas canciones a mi playlists personales? Sí, y de hecho ya lo hice. No es un álbum que repetiría, pero hay que reconocer el poder que ella, los compositores y productores tienen para crear coros que se quedan atascados en tu cabeza (escribo esto mientras canto en mi mente “amar sin ser amada es una puñalada…”). No es una obra maestra, tampoco el mejor álbum de pop latino, pero siento que a veces juzgamos simplemente por el hecho de ser X o Y artista, y al final podemos sorprendernos de las canciones que podemos encontrar en un trabajo musical.

Tal vez en unos años tome de nuevo esta aventura y tome otro álbum de Thalía para escuchar de principio a fin, pero por ahora seguiré disfrutando A Dream For Two que ya ha sonado unas 3 veces mientras termino de escribir estas últimas palabras.


You Might Also Like

0 comentarios