Carta al Charlie de 12 años

8/31/2020


12 años. No te imaginas las aventuras que se avecinan.

Nadie te conoce como Charlie aún, todos te llaman Carlos o Carlitos. 

Cumples en enero, eso hace que siempre comiences un ciclo de vida cuando acabas de celebrar el comienzo de un nuevo año, pero cumplir 12 es diferente. Será el año de cambios de revelaciones. 

Al cumplir 12 años no sabes lo que te espera, pero justo cuando celebrabas ese momento, estarás a unos escasos 14 días de vivir la experiencia más aterradora de tu vida: un terremoto. Un movimiento telúrico que no solo destruyó gran parte de esa pequeña ciudad cafetera que te vio crecer (Armenia, Quindío), sino que también movió fibras, cambió tu vida y la manera como vas a ver el mundo.

Vas a mudarte a una ciudad diferente, vivirás meses con incertidumbre, sin hacer nada, encerrado en un apartamento, viviendo en las casas de los tíos que puedan cuidar de ti por esos días, hasta que llegue el momento de regresar. Verás tu colegio destruido por completo, compañeros de clase que nunca regresaron, estudiarás en salones de clases construidos de bareque [bahareque, fajina o como los conozcan] y barro, que si hace mucho calor será insoportable, pero cuando llueve se te mojarán los zapatos mientras intentas aprender matemáticas. 

Tendrás que soportar años en condiciones horribles para estudiar, pero no solo porque un terremoto te dejó sin las estructuras de un colegio normal, sino porque tendrás que soportar años de bullying, de compañeros que se burlarán de ti por ser flaco, un poco más femenino, delicado o por ser gay, pero tú no lo comprenderás  porque no sabes qué es ser gay, porque esos sentimientos florecerán en ti y los comprenderás un año más tarde.

Serán años difíciles y será esa etapa tan compleja la que te marcará la personalidad con la que crecerás: serás respetuoso, intentarás ver siempre lo mejor de cada situación, serás más humilde, callado y vivirás siempre metido en tu propio mundo. Por temas económicos te verás obligado a estar lejos de tu mamá por años, ella se perderá tu adolescencia y tu no podrás tener una madre que te guíe en los sentimientos que comienzan a despertar en ti, pero hey, todo será por un futuro mejor. 

La música será tu mejor amiga. Así como cuando tenías 9 años y te obsesionaste con las Spice Girls, ya estás comenzando a encontrar música similar para identificarte. Estás a punto de encontrarte con las melodías de tu artistas favorita (Britney Spears) y tu grupo favorito (A*Teens). Bailarás solo en tu cuarto y te tirarás al suelo cada vez que alguien pase cerca de tu cuarto porque odiarás que la gente te vea recreando las coreografías. Intentarás aprender a tocar el piano y fallarás en el intento, pero lo importante es perder el miedo a intentar algo nuevo. Esa pasión por la música te llevará a escribir canciones de amor, sin saber de lo que ese sentimiento se trata. Grabarás canciones con una grabadora de periodista que te regalaron. Descubrirás que eres un pésimo cantante, el peor de todos, pero escribir, digamos que “producir” y crear esos conceptos para los álbumes que inventabas en tu mente y los dejabas plasmados en un cassette despertaron en ti el poder creativo que explotarás en tu futuro. Guarda ese cassette rojo como si fuera un tesoro, algún día tendrás el valor de mostrar esas canciones que creaste porque creías en ti y porque no tenías miedo de hacerlo, así murieras de pena que otros lo escucharan. 

Colecciona CDs, guárdalos y cuídalos como si fueran un tesoro, un día vas a ver en todos esos álbumes guardados la banda sonora de tu vida. Baila esas canciones, canta aunque no sepas hacerlo, no pierdas ese amor que sientes por la música. No vas a ser una estrella pop lastimosamente, pero ese amor por la música es el que te va a abrir cientos de puertas en el futuro.

No quiero darte mas spoilers de tu futuro, pero solo puedo decirte que llevarás una vida llena de amor. Te vas a enamorar, te romperán el corazón, vas a llorar, conocerás muchas personas, algunas se irán en el camino, otras permanecerán siempre a tu lado. Habrán momentos complicados, perderás la fe en muchos momentos, sentirás que nada vale la pena, pero te levantarás, con dolor, pero de alguna manera siempre encontrarás la fuerza para hacerlo. Y es justamente porque ahora que tienes 12 años la vida te dará muchas lecciones que definirán tu visión del mundo. Apréndelas, vívelas, llóralas. 

Finalmente me encantaría decirte que no dañes el cassette de Fey, pero estoy seguro que serás todo rebelde y lo vas a hacer. Y un último consejo: NO PRESTES TU CDs. El Charlie del futuro te dice que nunca te van a devolver los discos de Evanescence y Gorillaz que vas a prestar durante la etapa de colegio.

Sé fuerte. Te darás cuenta que la vida es complicada, una mierda, pero aunque se vivan momentos oscuros, hay muchos momentos que valen la pena vivir y siempre vendrán cosas nuevas. Además todos tus artistas favoritos van a crear canciones que hablan de ser “más fuerte” y que se convertirán en tus himnos de motivación.

Para cerrar, tu futura artista favorita dirá en un documental que repetirás una y otra vez para motivarte: I go through life like a Karate Kid (Britney Spears).

You Might Also Like

0 comentarios