Open Book: la historia de Jessica Simpson

12/23/2020


Decidí leer el libro de Jessica Simpson y la mayoría de personas a mi alrededor respondieron con un “¿ella sigue viva?”, “¿aún es relevante?”, “ella ni era tan famosa” o simplemente me miraban, giraban sus ojos y cambiaban de tema.


Para todos los que reaccionaron de esta manera (y obvio para los que son fans) esta entrada es para ustedes.

En un año en el que me prometí no tener presiones para leer y tenía varias opciones de lectura (que dejé empezadas en el camino), me encontré con Jessica Simpson. Mis deseos por leer Open Book comenzaron a inicios del 2020, y en especial cuando las reseñas que surgieron fueron bastante positivas. 

Jessica Simpson siempre me pareció una artista incomprendida y que nunca pudo encontrar su identidad musical, de lo cual escribí más a fondo cuando revisité su álbum A Public Affair hace unos meses. La mayoría de personas la recuerda por Newlyweds y sus momentos humorísticos dentro de uno de los shows que inició esta tendencia de realities sobre familias de famosos. Otros recuerdan algunos de sus hits como Irresistible o With You. Pero al menos en Colombia (y seamos honestos, en Latinoamérica su impacto no fue tan grande), parece que muchos la perdieron del radar y no conocen el resto de sus aventuras, y de hecho por la conversación que he tenido con varias personas, muchos dan por sentado que fracasó. Esa idea está muy alejada de la realidad.

En Open Book plasma toda su vida, desde su niñez, hasta su presente como esposa, madre de 3 hijos y empresaria exitosa con un negocio que supera el billón de dólares con The Jessica Simpson Collection, abarcando de una manera seria, profunda y en momentos muy divertida diferentes temáticas de su vida, que van desde lo más oscuro como el abuso sexual, problemas de alcohol e inseguridades, hasta los momentos llenos de luz como sus momentos felices de niñez, sus éxitos profesionales y el orgullo de ser madre y esposa.

Sin entrar en muchos spoilers, lo que más me impresionó del libro es lo genuina que se siente. Cuando la ves en televisión hay ese feeling humilde, divertido y cercano, esto se imprime también en el libro, se siente como si cada capítulo fuera una visita en su casa, con una copa de vino y ella te estuviera contando toda su vida. La manera cómo cuenta cada anécdota sientes que debes responder, es como si fuera una mejor amiga, de hecho en varios momentos quería gritarle, en especial cuando cuenta que retornaba a sus relaciones tóxicas, era un gran momento de AMIGA DATE CUENTA.

Al comienzo quería leerlo por temas de música, de hecho no soy de los que lee autobiografías de artistas, pero teniendo en cuenta que ella vivió esa época dorada del pop dosmilero, me aventuré. A nivel musical ella profundiza mucho en sus comienzos, desde su rechazo en el Mickey Mouse Club en el que compitió con Britney y Christina por un puesto, hasta su batalla para encontrar un contrato discográfico cuando ellas ya había logrado firmar y salir antes con sus sencillos debut. No se habla mucho de los procesos musicales, pero deja claro los inconvenientes y de las presiones que existen para convertirse en una estrella pop.

Algunas historias impresionantes relacionadas con su música (aunque no sorprendentes porque sabemos que la industria musical tiene un lado oscuro), fue como después del éxito de Britney y Christina, su sello discográfico liderado por Tommy Mottola, que estuvo a cargo de los dos primeros álbumes Sweet Kisses e Irresistible, puso bajo a presión a Simpson para verse sexy, coquetear con promotores de radio para que rotaran su música, a mostrar su ombligo aunque su sencillo debut fuera una balada (I Wanna Love You Forever) y a bajar de peso porque a diferencia de las otras princesas pop, ella no se veía tal delgada. Conocer estas historias es de vital importancia para entender el movimiento pop que se dio entre 1999 y 2005, de esas presiones que generaban los sellos para vender lo que siempre fue etiquetado como “pop manufacturado” y para comprender la evolución del pop que llegaría en nuevas generaciones de artistas. 

Simpson no profundiza mucho sobre sus álbumes In This Skin o A Public Affair, ya que estos dos trabajos se lanzaron, el primero durante Newlyweds (donde deja claro que las situaciones era controladas por los productores, que buscaban reacciones de ella que construyeran a la imagen de rubia tonta), mientras el segundo se enfoca en su tóxica relación con John Mayer. También habla del proceso de Do You Know, su último álbum de estudio enfocado a un género country, que lo realizó sin pensar en posiciones en charts y que al escucharlo después de leer el libro, cobra mucho más sentido las letras al entender el sentimiento en cada una de las historias que canta.

Jessica Simpson no ha regresado al mundo musical, pero eso no significa que durante todos estos años no haya trabajado en música nueva. De hecho, en el libro expresa que tiene un estudio musical en casa y cómo la música le ayuda a liberar emociones, y lo sorprendente: son buenas canciones. Siempre creí que Jessica Simpson con sus lanzamientos pop nunca había encontrado su propio sello o sonido porque era muy Britney, muy Madonna, muy Janet Jackson, pero no había algo que expresara, ese sonido es muy Jessica Simpson. Con Open Book, decidió liberar algunas canciones en el formato de audiolibro (las canciones no están disponibles en plataformas de streaming, pero hay versiones de baja calidad en YouTube). Todas las canciones son baladas acústicas, que se mueven entre el folk y el country, canciones que se sienten muy personales, que hablan de demonios internos, de tener el corazón roto, canciones que se alejan 100% de las historias de su etapa de princesa pop, canciones que no tienen nada que envidiar a artistas que hoy están en lo más alto de los charts. De hecho es interesante escuchar su voz hoy más profunda y no tan gritada como en sus años pop.


Si tienen la oportunidad de leerlo, es una lectura light, divertida, pero que deja aprendizajes, pero en especial logra inspirar, aunque suene cliché, que a pesar de las inseguridades, de las malas decisiones, del dolor que se vive, siempre hay una luz. Si son fans de Jessica Simpson, la lectura es obligatoria y si aman la música pop, creo que es un libro que ayuda a entender esa dulce, pero oscura, etapa pop del 00.


You Might Also Like

2 comentarios

  1. Que mal que cayo en la presion de ser una "Britney" esta chica era otra cosa, una voz hermosa para cantar folk o country.
    Jesica Simpson

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermosa voz y hermosa chica, la voz moderna del country.
      Gustavo Woltmann

      Eliminar